Sobre el alcohol y lexapro

Lexapro es un medicamento antidepresivo que también se utiliza para tratar el trastorno de ansiedad generalizada. Es un inhibidor prescrito selectivo de la recaptación de serotonina (ISRS) que aumenta la cantidad de serotonina en el cerebro. Esto ayuda a restaurar el desequilibrio químico que acompaña a estas condiciones. Cambios en el estado de ánimo puede ocurrir tan pronto como un par de semanas, una vez que comenzar a tomarlo, pero por lo general tarda de cuatro a seis semanas para que una notable diferencia que se produzca.

Lexapro pueden ser recetados por su médico de familia o un psiquiatra. Aunque muchas personas sufren de ansiedad o depresión en algún momento de sus vidas, estas condiciones son generalmente temporales y se desvanecen con el paso del tiempo. Lexapro se prescribe para aquellos cuya ansiedad o la depresión es de larga duración, fuerte e interfiere con su capacidad de funcionar sobre una base diaria. La causa de la condición para la que se prescribe Lexapro se considere que se base biológica.

Lexapro alivia los síntomas de la ansiedad y la depresión, tales como fatiga, falta preocupación excesiva, de los intereses y sentimientos de inutilidad. Al igual que otros medicamentos antidepresivos, el uso de alcohol está prohibida si usted está tomando Lexapro ya que la combinación de los dos puede aumentar los efectos del alcohol. Aunque no se ha encontrado para aumentar los trastornos motores y cognitivos causados ​​por el alcohol, que se ha conocido para aumentar la depresión.

Los pros y los contras de cualquier medicamento deben sopesarse antes de decidirse a tomarlo. Esto es especialmente cierto acerca de los medicamentos antidepresivos, ya que entran en tu sistema de forma gradual. En un inicio se comenzará con una dosis baja antes aumentando lentamente a una dosis mayor si es necesario. Estos medicamentos se toman diariamente y permanecer en su sistema, incluso si se olvida de tomar una dosis. Por lo tanto, no tomar la medicación de un día o dos antes de que usted anticipa que la participación en el alcohol es una mala idea. Las reacciones negativas pueden ocurrir.

Aunque no se ha encontrado para ser una combinación fatal, el uso frecuente de alcohol mientras está en Lexapro puede conducir a mareos, temblores y náuseas. Además, dado que el alcohol es un depresivo, que contrarresta con Lexapro y puede reducir la capacidad del medicamento para aliviar los síntomas de ansiedad o depresión, que pueden llevar al suicidio. Es importante tener en cuenta que las víctimas de la depresión y la ansiedad a veces utilizan el alcohol como un mecanismo de supervivencia. Como tales, son susceptibles de desarrollar una adicción o dependencia del alcohol.

Con el fin de obtener el máximo provecho de Lexapro, es importante para que pueda hacer su trabajo. Puesto que el alcohol puede afectar este medicamento, sólo se debe utilizar con moderación. Como el alcohol, los medicamentos tienen diferentes efectos en las personas. Su mejor oportunidad de conseguir el efecto óptimo de cualquier medicamento es para usarlo según lo prescrito y evitar cualquier cosa que pudiera entorpecer su efectividad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *